miércoles, 8 de agosto de 2007

EL TRAYECTO

Sin duda lo que más me gusta de mi trabajo de las mañanas es el trayecto.

Sí, habéis leído bien, el trayecto, es decir el intervalo temporal que transcurre desde que salgo de casa hasta que llego a la oficina y a la inversa, de la oficina a casa.

En esos ratos tengo toda la libertad, y os aseguro que son mis momentos de ocio preferidos durante la semana :)

Uno puede hacer del camino al curro una delicia o un agobio. Yo he decidio disfrutarlo.

Desde que vivo en Meliana (ya va para un año) tengo 20 minutos en metro hasta el centro de Valencia y 20 minutos más de paseíto hasta el trabajo.

Los ratos de metro los aprovecho para leer. En este 2007 he leído más de 15 libros, ya que durante el resto del año (ahora en agosto tengo las tardes libres) trabajo también por las tardes y eso me regala más tiempo para dedicarlo a la lectura. Había perdido el hábito de leer, y desde que tengo el privilegio de viajar 20 minutos en metro, lo he recuperado, y eso me encanta.

El paseo de 20 minutos, al principio me parecía una eternidad... Pero en cuanto empecé a ir y venir todos los días me di cuenta de que es genial. En mis paseos matinales coincido con mucha gente que va a trabajar (o vuelve) a la misma hora que yo. Tengo localizado el punto exacto (más o menos) en que me cruzo con personas a las que no conozco de nada, pero en las que me fijé un día y dio la casualidad de que al día siguiente volvienron a coincidir conmigo, y al otro día y al otro... la mayoría de ellos quizás van tan dormidos o agobiados que ni saben que les "conozco" :D pero me encanta comprobar día tras día que siguen la misma rutina que yo.

Por mi camino cruzo dos ex-cines en los que disfruté innumerables pelis, e incluso la Mostra del 25 aniversario en la que estuve acreditada como prensa :)
Os he fotografiado los ex-cines ABC Martí, que llevan cerrados ya una temporadita :( pero también paso por delante del antiguo Acteón, en el que ya están acabando la reforma para poner no se qué negocio, bastante menos atractivo que el cine que fue en tiempos...

Sigo mi camino contando personas y observando el paisaje, viendo cómo crecen hojas nuevas en primavera y cómo caen al otoño siguiente...

Y cuando llego a la siguiente calle ya son casi las 9, ¡la hora de entrar al cole! :) Ese es otro de los momentos cumbre. En el camino paso por delante de un cole y dos guarderías, es una zona muy escolar :D y es divertidísimo ver a las mamás haciendo los 100 metros lisos empujando carrito, o el típico adolescente chulito que va al cole con su mp3 enchufao a la oreja, o incluso la multimamá, una señora que lleva diariamente nada menos que ¡5 niños! y encima está embarazada... yo lo flipo :S esa señora suele pararse después de dejar a los niños a hablar con otra multimamá de 4 retoños...

En resumen... me encanta observar la vida en la ciudad. Ahora en agosto muchas de esas actividades diarias están reducidas, no hay cole, las guarderías cerraron por vacaciones la semana pasada, me han cambiado los horarios de los metros... Pero aún así merece la pena observar... porque luego llegas a la oficina y sólo hay papeles y papeles por todos lados... la ciudad espera fuera ;)


7 comentarios:

ToNee dijo...

me encnata tu relato del camino al trabajo. antes cuando curraba en el corte ingles tambien iba a pie. eran 30 minutos caminando k me servian para mentalizarme de lo k me esperaba. wenas tardes!

Lisa dijo...

Hola!!! la facultad me caía a más de 30 minutos andando y era divertido cruzarse siempre con la misma gente, a veces, hasta os decíamos "Hola". Como tb pasaba por el casco antiguo era divertidísimo ver a la gente buscando la rana de la fachada de la uni (soy de salamanca). Esos paseos los echo de menos ahora ue trabajo a 5 minutos de casa.

Me ha gustado tu blog, es la primera vez que lo visito

anita dijo...

Me encanta que disfrutes de tu camino así, de esa manera tan especial. Mejor que ir malhumorada al trabajo =) Seguro que hay gente de esa rutina que también se fija en ti y en tu carita =)
Bechitos... llego aquí desde el blog de Sub.
Nchi-Mujer Sonriente

ERTAI dijo...

Vaya, he de reconocer, que es una bonita forma de narrar tu camino al trabajo y tu regreso a casa... Yo solo miro con alegria, mi regreso a casa, jejeje. Eso si, es algo gracioso, que en todos los bares ande me hago el desayuno, no he llegado aun y ya me tiene preparado mi carajillo de baileys y mi Donut de xocolate, aparte, que ya tengo fichado a to diox y de oirles, me se sus aventuras, desventuras y movidas familiares...

1 besito

Ana la Rana dijo...

tonee: Me alegra que te haya gustado :) 30 minutos te daban para más diversión que a mí :D

lisa: Trabajar a 5 minutos de casa es un arma de doble filo... es cómodo, pero a ratos puede resultar un poco claustrofóbico, entiendo que eches de menos tus 30 minutos largos de caminata por el casco antiguo ;)
¡Por cierto! Bienvenida a mi charca, puedes volver cuando quieras :)

anita: Gracias ;) y también bienvenida a mi charca, me alegra tener nuevos visitantes :)

ertai: Gracias wapo :) Pues te invito a que disfrutes también del trayecto de ida ¡te pierdes muxas cosas!. En cuanto al carajillo y el donut, qué decirte Bro... ¡Nunca cambiarás! :D:D:D

neus1973 dijo...

Vaya, los cines MArtí, qué tiempos.... nos dió una pena cuando los cerraron... es una ierda que las multisalas se lo coman todo.
Hace unos meses oí en la tele (o ví ,da igual...) que cerraban el último cine que quedaba en Orense (Donde veraneamos quince días todos los años), por culpa de las multisalas, pero bueno, los empresarios de los cines pequeños tampoco van a ir a currar por año al arte...
Y en cuanto al trayecto ,es muy curioso lo que dices, ver todoas las mañanas a la misma gente, es entretenido a veces... cada uno con sus cosas, sus problemas, sus mundos.....
Por cierto, parece por lo menos que las vistas desde tu despacho molan, por lo menos estás al lado de una ventana.
nosotros tenemos el despacho en un bajo, y hablamos con cientos de personas todas las semanas.... pasan las señoras del barrio a enseñarte a sus nietos, pasan a saludarte... etc,... y la verdad es que mola.
(Si estuviera en un despacho cerrado, sin ventanas todo el día, me daba algo.....).....!!!!!!!!

Ana la Rana dijo...

neus: La verdad es que la desaparición de los Abc Martí fue una tragedia, como luego la de los Aragón, y antes los Acteón y los Tyris, los Rex, los Artis, los Serrano... Uff! La verdad es que he perdido la cuenta de las salas que han cerrado en Valencia desde que tengo uso de razón...
Y las vistas desde el despacho no están mal, pero podrían estar mejor :D