lunes, 18 de febrero de 2008

REENCUENTROS


Cuando vivía en casa de mis padres, mi hermano y yo nos turnábamos para chatear durante horas después de cenar. A mí me tocaba los martes, jueves y domingos; a él lunes, miércoles y viernes. Yo no me perdía ni uno solo de esos días, que eran mi momento de hablar con la gente que conocía, tanto amigos del barrio (los menos) como ciber-conocidos, y también con mi chico...

Toda esa "socialización cibernética" cayó en picado cuando me casé y nos fuimos a vivir a la casa nueva... Ahora no tengo ni un segundo para chatear y me comunico más por e-mail (que por otra parte siempre me gustó más, porque te permite pensar mejor lo que vas a escribir y expresar claramente lo que deseas; el messenger da lugar a equívocos muchas veces...)

Así que ahora me paso la vida buscando el momento para hablar con mis amigos, con quienes antes tenía comunicación muy fluida... y ya no os cuento mis ciber-amigos, algunos de los cuales tienen la sana costumbre de no contestar a los mails... debe ser que su religión se lo impide...

Yo no soy de las que se apuran por llamar a alguien con quien me apetece hablar aunque hayan pasado varios meses desde la última vez. Tampoco me mosqueo si siempre llamo yo y a mí nunca me llaman, porque, al fin y al cabo también ando muy ocupada y tardo siglos en coger el teléfono para dar señales de vida...

El caso es que la otra tarde, como no lograba concentrarme y no tenía gente en el despacho, me puse el messenger... y en 20 minutos "hablé" con 5 de esas personas a las que siempre quiero llamar y nunca llamo... y el resultado fue impresionante... hacía tiempo que no obtenía tantas noticias juntas en tan poco tiempo y lo mejor es que no he perdido agilidad para manejar 5 conversaciones al mismo tiempo :D En 20 minutos me invitaron a una boda, quedé para cenar, invité a mi prima a mi casa, recibí noticias de un amigo que vive en Italia y me puse más o menos al día con uno de mis ciber-amigos con quien llevaba siglos sin intercambiar caracteres...

¿No es genial la mensajería instantánea?

10 comentarios:

Lisa dijo...

es muy gratificante poder hablar con la gente que tienes lejos e incluso verlos por la cam, pero tb es cierto que el messenger da lugar a malasinterpretaciones... búsquemosle el lado postivo, a ti te ha servido para estar en contacto con tu chico...

ERTAI dijo...

Ayyyyyssss!!! que tiempos hermanita!!! jejeje Todavia me acuerdo de la epoca del ICQ, a fechas de hoy el Messenger, sigue sin llegarle a la suela de los zapatos, pero claro... casi todos somos como los borregos y tiramos pal Messenger... Me acordare toda la vida de como te deje el dia que se me ocurrió cambiarte el sonido de mensajes entrantes en el ICQ con una voz familar que decia... "Tienes un mensaje **********" jajajajajajajajajaaaaa!!!

Cora dijo...

Que curioso el post... que te voy a decir yo... que conoci a mi chico por internet... he quedado con mucha gente en persona que he conocido tb por internet... y tengo ciber-amigos con los que hablo desde hace años... esta genial el msn para hablar...ME ALEGRO DE TUS REENCUENTROS

ToNee dijo...

a mi me quema mogollon escribir por MSN y que no me respondan, bueno, y me saca de quicio enviar un SMS al movil y que tampoco tngan la educacion de responder... sobre el msn, pues lo uso ultimamente algo mas, si bien mi uso de esto habia caido en picado en los ultimos meses. sera que estoy cansando de la pantalla y el teclado.

Morrigan dijo...

Es muy gratificante el poder hablar con los "amiblogs" por chat... contamos cosas que no nos atreveriamos a postear, creamos lazos de amistad a los que no les importa si llevas años sin ver a la otra persona... porque, al fin y al cabo, no los conoces en persona.
Todo un invento.
Por cierto... a mi me vienen recuerdos del laboratorio del politecnico en Valencia... Un ordenador, con red interna llamado "maduixa"... unas pantallas de fosforo verde... horas chateando con amigos que "estudiaban" informática... que tiempos aquellos!!

sacris dijo...

El lunes me encontré por casualidad en el metro con una compañera de clase a la que hacía tiempo que no veía, y como vamos a la misma parada por la mañana al trabajo pues ahora nos vemos todas las mañanas. Está genial :)

neus1973 dijo...

Es genial mantener el contacto con la gente que te importa... porque la que te importa bien poco, casi que les den!!!! o no??? ... pues eso !!!!
Yo soy bastante cumplida con mis amigos/ as, es cierto, aunque últimamente, por el curro, andaba a tope todo el día, y no me daba tiempo ni a respirar.
Salíamos de casa mi marido y yo para ir al despacho por las mañanas a las nueve, y llegábamos a las nueve de la noche, eso si no teníamoa q parar a comprar algo, con lo cual llegábamos más tarde.
Tenemos el despacho en la avda. del cid, de administración de fincas, y camino a casa, muchas veces teníamos q parar en Carrefour de Campanar o en Mercadona, según la hora q se hubiera hecho ya...

Y lo que te digo, así no había forma... siempre a tope!!!!!!!

Pero ahora, que estoy con la baja por maternidad, estoy retomando conversaciones laaaaaaaaargas con mucha gente, poniéndome al día con el blog, enviando fotos, .... tomando cafés por ahí, quedando.... y como el peque es muy buenecillo, tampoco "molesta" ,pobret...

Hay que conservar (y cuidar) las amistades que valen la pena, porque ya sa dice que: "Los familiares no los elegimos, los amigos SI"

Saludos.

Neus.-

Ana la Rana dijo...

Hola! La verdad es que estos días voy muy liada y descentrada, así que no he podido contestar los comentarios de este post... Al final mis planes de aquella tarde de messenger se han ido cumpliendo, aunque aún me quedan un par de cosillas por hacer de aquellas que planifiqué en 20 minutos de chateo :)
Muchos besos para todos!
*A*

Laura dijo...

Si que cunden algunos mommentos mesenger para ponerse al día con la gente!!! Comunicación sincrónica, aro que si!!!

Ana la Rana dijo...

¡¡Ya te digo Laura!! :D Hay que reconocer que para mantener varias conversaciones simultáneamente no hay nada como el messenger (o los programas de mensajería instantánea en general, vamos)... Si hubiese tenido que hablar con cada una de esas personas, fijo que son 20 minutos como mínimo con cada una (y seguro que era algún minuto más :D )