jueves, 24 de abril de 2008

A MANO

Las mejores cartas que he escrito y recibido en mi vida han sido a mano. Hace ya muchos años...

Ahora enseguida echamos mano del e-mail o los sms. Nos ahorramos el sobre, el sello y el super-esfuerzo de encontrar un buzón cerca y enviar la carta. Eso unido a que a veces las cartas se pierden por el camino, y además, tardan al menos un par de días en llegar, ha matado la carta tradicional.

Recuerdo mis veranos abriendo el buzón del chalet cada mañana, "oteando el horizonte" en busca del cartero en vespa que pasaba un par de veces en semana y me traía las cartas que mis amigos y amigas me enviaban desde sus lugares de veraneo... Era mágico, abrir un sobre con letras manuscritas, dibujitos y chorraditas que te devolvían por un momento la compañía de tus amigos cotidianos.

Con mis amigas de Madrid, con las que compartía los veranos en plan "Gran Hermano" (Todo el día Juntas, solo nos faltaba dormir en la misma casa, y a veces acampábamos en algún jardín), nos carteábamos durante el año. Incluso desarrollamos un "abecedario secreto" totalmente jeroglífico, con dibujitos. Seguro que mi hermano Ertai también se acuerda, porque al principio él también escribía. Era estupendo tener algo tan secreto, tan nuestro...

Todo eso se ha perdido. Tengo aún carpetas llenas de cartas infantil-adolescentes de amigas y amigos que me contaban, desde lo bien que lo pasaban en la playa hasta lo que le había dicho alguien del colegio con quien casualmente se había cruzado por su pueblo...

Hoy me ha venido esto a la cabeza porque, mientras caminaba hacia el trabajo he visto un papel manuscrito hecho añicos... no he podido parar a leer... si fuera un poco más aventurera, quizás me habría guardado los trocitos y los hubiera recompuesto... ¿Quién sabe lo que ponía ahí?

9 comentarios:

potsis dijo...

NO tengo buena letra, mi caligrafía es de lo peor que te puedes encontrar. De hecho a veces no me entiendo ni yo.

Será por eso que no me gustan las cartas manuscritas.

martiks dijo...

deformación profesional ;)

Lisa dijo...

añoro esa época. Me encanta recibir de vez en cuando un sms de alguien solo para ver cómo estás o un mail, ahora nos conformamos con re-enviar algo que alguien escribió

sacris dijo...

Yo solo me carteé con una amiga de barcelona... y fue más bien poco. Creo que no se me dan bien las cartas, prefiero los emails porque son más practicos pero si, tienen menos magia.

ToNee dijo...

me encantan las cartas clasicas! de hecho, si no lo he perdido en la mudanza, aun guardo una caja con mogollon de cartas que me intercambiaba con amig@s que hacia cuando salia fuera y a veces me gusta repasarlas. :)

ERTAI dijo...

jejeje... molaban las cartas que nos mandabamos en verano!! Y vaya! que risa nuestro codigo secreto! que recuerdos...

Ana la Rana dijo...

Potsis: Quizás no te guste escribirlas, pero recibirlas...

Martiks: XD puede ser... ;)

Lisa: Pues sí... y yo que odio que me reenvíen cosas ya escritas... en fin.

Sacris: No esperaba menos de ti XD

Tonee: Pues yo igual, tengo dos carpetones con cartas que abarcan desde que aprendí a escribir hasta los 18 o 19 años, cuando internet y los móviles se generalizaron y se acabó la carta clásica... una verdadera lástima

Ertai: :) ¿a que sí? ¿A que le da 1000 patadas a cualquier mail o sms?? ;)

tigresa18 dijo...

Ostras es cierto yo primera carta la escribi a una amiga que vivía a 4 km,era ridículo nos veíams todos los días.
Después al ia diferentes institutos..seguimos con las cartas ahora,auqneue ella me siguió escribiendo debo reconocer que soy uan perezosa y uso el msn,sms y mail de los demás solo en fechas especiales.

Ana la Rana dijo...

Es que se gana mucho tiempo con la tecnología ;) por eso hoy en día nadie escribe cartas