jueves, 30 de julio de 2009

LA VIDA EN EFECTIVO

Sin darme cuenta me acostumbré a las tarjetas... Atrás quedó la época en que guardaba monedas de 25 pesetas en un cordón de zapato, cuando 500 pesetas eran mi paga semanal, cuando no iba por la calle con el DNI encima...

No me había planteado lo cómodo que resulta llevar una tarjeta en el bolsillo. Con ella, ni piensas en llevar efectivo: con tarjeta no necesitas cambio, no tienes que dejar propinas ni te pesa el monedero más de la cuenta. Pero tienen múltiples inconvenientes. El mayor de todos, sin duda, es que son muy poco fiables...

He tenido que cambiar mi tarjeta 3 veces en el último mes. El motivo es que cuando iba a pagar, la puñetera no funcionaba (con el consiguiente enrojecimiento facial y búsqueda compulsiva de billetes/monedas en el fondo de mi cartera)... Es que eso de llevar una banda magnética, es seriamente incompatible con los imanes de los bolsos y monederos... y, especialmente el imán mega-potente que llevaba la funda de mi pda...

Estos días viviendo en efectivo me están siendo realmente muy útiles.... y es que uno se autocontrola bastante más cuando sabe que si se queda sin efectivo y el banco está cerrado, tendrá serios problemas en caso de urgencia...

Para mayor diversión, hoy, tras una semana sin tarjeta, he recibido la nueva... he abierto el sobre feliz y contenta pensando que ya había acabado la historia, y resulta que tenía un error en mis apellidos, con lo cual seguiré una semana más siendo "efectiva"... Todo será acostumbrarse! :)

8 comentarios:

mariarosa dijo...

Buena reflexión.
benditas tarjetas, lo peor es cuendo no controlas los fondos y al pagar te dicen"No hay liquido"

Me gusta tu blog, te seguiré visitando.

María Rosa

Angus dijo...

Me gusta tu reflexión.

lady ra dijo...

a ver si la siguiente tarjeta ya te la dan bien... si no a seguir con dinero en efectivo. besos

juan rafael dijo...

A mi me gusta más el efectivo: sea en la tienda o fuera de ella.

ToNee dijo...

no solo los imanes de bolsos y fundas pedeailes... los mismos moviles son una gran fuente de destruccion de tarjetas bancarias. es mas, la mia de credito, hace un año que no funciona, y creeme...lo agradezco :)

sacris dijo...

Pues yo antes no la usaba para nada, prefería ir con efectivo.. pero una vez q te acostumbras......

cielo azul dijo...

jejejeje a mi no me gustan las tarjetas especialmente porque uno al pensar que traemos dinero nos endrogamos de lo lindo!!!

Y al rato los intereses y bueno para pagar... .

En fin es mejor apreander a administrarse con o sin tarjeta!

Pero si encuentras a alguien que sepa hacerlo le das mi dirección de correo? jejejeje

Abrazos desde mi cielo!

Ana la Rana dijo...

Mariarosa: Gracias por pasarte por aquí, vuelve cuando quieras :)

Angus: Gracias!

Lady Ra: Ayer recibí la tarjeta definitiva (Tras un par de errores) así que al menos para viajar la tengo, y menos mal :D

Juan Rafael: Es una opción como otra cualquiera, pero la tarjeta pesa menos!! ;) un saludo

Tonee: Yo no tengo de crédito, no me gustan un pelo ;) la mía es de débito :P

Sacris: Pues eso, que la costumbre es la que la hace imprescindible (pasa algo así como con el móvil)...

Cielo azul: Gracias por la visita :) Yo prefiero las tarjetas de débito, porque con las de crédito puff!! ;)