lunes, 12 de octubre de 2009

RELAX

Cuando estás metido en la rutina del día a día, te olvidas de lo útiles que son los días de fiesta... Te ayudan a desconectar un poco, te permiten hacer cosas que normalmente no puedes (comor ir a Barcelona de visita) y te facilitan reestructurarte mentalmente. Acabo de disfrutar de cuatro seguidos y la próxima vez que enlazaré tantos, será en el puente de diciembre...

Por delante tengo prácticamente dos meses de trabajo intenso: de lunes a sábado por la mañana. Ahora sí que empiezo todas las actividades al 100%, pero no me voy a quejar, que va de maravilla eso de empezar escalonadamente durante el mes de septiembre y las primeras semanas de octubre.

En este mes y medio me ha dado tiempo a acostumbrarme a mi nuevo ritmo de vida... ahora solo me queda terminar el curso que ha empezado ;)

2 comentarios:

lady dijo...

me alegro de que te vaya bien, yo tambien hago todo rutina pero sin trabajar. asi que eso de coger vacaciones por unos dias entran bien. besos

sacris dijo...

Eres una persona muy activa, no paras quieta! Me alegra que cogieras fuerza, ahora valor y al toro!

1bst