lunes, 8 de septiembre de 2008

CURIOSO...


Muchas veces me he preguntado por qué me encuentro personas con rostros familiares en los sitios más insospechados.

Ya os conté una vez que, en el trayecto a mi antiguo trabajo, me había aprendido los rostros de la gente con la que me cruzaba, y ya calculaba más o menos a qué hora me iba a cruzar con cada uno... pues bien, esta mañana, en mi nuevo trayecto, me he cruzado con una de esas personas con la que ¿casualmente? también me cruzaba cuando vivía en casa de mis padres... Es sorprendente, o al menos llamativo, que puedas cruzarte a una persona por la mañana a la misma hora en tres sitios y momentos diferentes...

A ver, analicemos: Esa chica cogía el bus 89 por las mañanas a las 8:30 de ida cuando yo lo utilizaba desde casa de mis padres para ir al trabajo. Coincidía en un punto de mi nuevo trayecto hacia las 8:50 cuando me casé y cambié de casa... y ahora que he cambiado de trabajo (y de trayecto) me la cruzo en la estación de Renfe a las 8:50 de la mañana... ¿¿Cómo es posible??

En realidad no la conozco de nada, puede que, simplemente, su situación vital haya orbitado en derroteros similares a los míos, pero desde luego esta mañana me he quedado un poco extrañada...

Y es que a ratos tengo la impresión de vivir en "El Show de Truman"...

5 comentarios:

Alana dijo...

La verdad es que si es bastante curioso.. Yo me hubiera reído bastante al encontrármela por tercera vez.

Yo creo que nunca me ha pasado algo así. Como mucho dos veces.. y ya me parece curioso.

Ya estáis predestinadas a conoceros.. jejeje Sería interesante.

Morrigan dijo...

jejejej
a ver si es una espia que te está siguiendo....
o tal vez su trayecto al trabajo coincida casualmente con el tuyo...
Besines

ToNee dijo...

si es simpatica y agradable dale mi direccion de mail :P

ERTAI dijo...

cuidadin!!! a lo mejor es una espia que quiere robarte tus secretos y publicar tu vida a capitulos pa forrarse a tu costa!!! jajajajajaja!!!

sacris dijo...

Jejeje, y además me ha pasado un montón de veces esa sensación de "esto yo lo he vivido antes". ¿No te ha pasado nunca?