martes, 30 de noviembre de 2010

LA FUERZA DE ALGUNOS

Un amigo me ha pedido que difunda este texto, espero que os llegue tanto como a mí...


"Siempre he pensado que soy una persona luchadora, pero un día me lleve una sorpresa. Yo tuve mi primer amor hace menos de dos años, era una chica estupenda, con algunos problemas familiares, como todos. Un día después de mantener una relación con ella, en la que la pasión comenzaba, me dijo que quería contarme algo. Ella me miraba con los ojos llorosos, estaba temblando. Al ver esto me quedé paralizado y no entendía nada. Tenía mis dudas, pensé que me había engañado al ver como estaba se lo dije, ella lo negó. Pensé que quizás estaba embarazada y me respondió que no, entonces tardó casi 30 minutos entre lloros y temblores en decirme lo que me tenía que decir.

Logré calmarla y sentarla a mi lado y confesó, me dijo que tenia un lado oscuro, que todos desconocían, su madre por una circunstancias, adquirió el SIDA y posteriormente se quedó embarazada de ella, me comentó mi novia que ella le transmitió el VIH. Yo me quedé atónito, ¿Cómo la chica con la que llevaba casi siete meses podría tener el VIH? Ella me explicó que por este motivo, anteriormente había sido discriminada. En su infancia, le pedían que no bebiera de las botellas de las que bebían los demás, que no se lavara las manos en la toallas común y todo tipo de comentarios como sidosa de mierda, etc...

Tardé unos pocos segundos en reaccionar, pero la cogí de la cintura la levanté, me puse de pié y le dí un abrazo, seguidamente, pensé en alguna forma de que ella se sintiera cómada y se diera cuenta de que no me importaba en absoluto su situación, entonces la cogí, puse su cara enfrente de la mía y le di un beso. Finalmente, cuando el beso acabó, se puso a llorar de una forma que nunca he visto, le intenté secar las lágrimas que caían por su bella cara y fuimos camino a mi casa, con un poco de vergüenza le pedí por favor que parara de llorar porque la gente me miraba mal, como si le hubiera hecho algo, ella se calmó y me pidió que le prometiera por todo lo que yo más quisiera, que no se lo contara a nadie nunca y que no le dejara por eso, me acerqué y le dije que no voy a traicionar a la persona que más he querido en mi vida.

Cuando me estaba contando su situación me explicó que su situación era buena, que tenia una carga viral muy baja, que en un principio no me podía transmitir el virus, pero que teníamos que tener cuidado y me pidió que habla con su médico.

Pasaron algunos meses, me dí cuenta de que estaba muy cariñosa conmigo, más que nunca, supe que había hecho feliz a una persona que necesitaba todo mi amor. Llegó el día y fuimos al hospital, el medico pidió permiso a mi novia de que si le dejaba hablar con total claridad y le dijo que si, aún así como buen profesional que es, se aseguró y me preguntó que sabia yo de ella. Le expliqué todo lo que sabia y me dijo que me esperara un momento, se giró y me enseñó una gráfica desde hace unos 7 años hasta ahora, ví un claro descenso. Me dijo que su situación era normal, pero ahora es muy buena. Me explicó que podía mantener relaciones sexuales con normalidad e incluso tener hijos con ella utilizando el método natural, cosa que me dió mucha alegría.

Ahora llevamos casi 1 año y medio, siendo felices. He tenido que ocultar a mucha gente esto, incluidos gente de mi familia, pero tengo algo claro, si descubren algo de esto me echaría a mi todo el problema, diría que el virus lo he adquerido yo, antes de que compañeros la discriminara, porque la quiero mucho.

Estamos pensando que quizás dentro de unos pocos años vivamos juntos y tengamos una familia, dejando atrás todo el sufrimiento que hemos pasado, especialmente el de ella. Pienso hacerle feliz y tengo claro que si algún día llegamos a insultarnos de forma muy fuerte, de mis labios no saldrá nada de lo que me comentó.

Para finalizar voy a pedir que la gente tenga un poco más de consideración con la gente que quiere, se les puede hacer muchísimo daño y somos muy crueles. La vida no es solo diversión, tenemos que tener en cuenta, que todos somos personas, nunca hagas sentir a nadie que es un monstruo, porque quizás te has convertido tú en un monstruo por haber dejado de lado a una persona muy valiosa. Mi novia es lo que más quiero, se que no le hará gracia pero le pediré que me deje distribuir por la red este documento por la red, pero es por una buena causa, solo así se podrá terminar con el problema de la discriminación.

Imagina, que te despiertas un buen día y no puedes decirle a la gente quien eres porque sabes que no te consideraran una persona normal, esto lo provoca la incultura general.

Quizás yo no tenga tanta fuerza para continuar con una vida como la de ella, quizás esta fuerza que tiene es solo la fuerza de algunos. Esa fuerza, es una de las cosas que más me ha enamorado de ella."

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Buff que papelon el de los dos, espero que les vaya bien

Arkadas de Hipokresia dijo...

Me ha gustado muchísimo.

Anónimo dijo...

Yo soy la chica a la que va dirigida esta historia...
Cuando la leí me emocione muchísimo, siempre he sabido que mi chico es especial y que me quiere por encima de todo; y cada vez lo tengo más claro.
No es que llevemos mucho tiempo juntos, como pone ahí casi un año y medio, pero yo siento que lo conozco de toda la vida, y gracias a él, soy la persona que soy ahora...
Me ha hecho sentir y me hace sentir la persona más feliz y afortunada de todo el mundo, por que esta enfermedad, siempre me ha hecho sentir diferente a los demás, y gracias a mi chico, ya no me siento así, me siento la persona más querida.
Doy las gracias todos los dias por haberte conocido mi chico y por hacerme en cada segundo de mi vida tan FELIZ, por que me has enseñado lo que es el amor.
Y por último, quiero dar las gracias a todas las personas que lean esto y a la persona que ha echo posible que este aquí colgado, para que toda la gente pueda conocer historias tan bonitas como la nuestra.

LUr dijo...

Cariño sabes que no importa eso, te he demostrado que confío en ti ciegamente, tanto que al conocerte supe que eras muy especial.Un beso mi vida.
Señores sepan que esto es real y que estamos hablando los dos protagonistas de esta historia, pregunten lo que quieran.

Ana la Rana dijo...

Queridos protagonistas de la historia:

Gracias por prestarme un pedacito de vuestras vidas para difundirlo en mi blog. No os conozco a ninguno de los dos, pero espero que el amor que os tenéis os ayude a superar las dificultades y que compartais una hermosa existencia.

LUr dijo...

Buenas, nada que añadir. Después de no comentar nada aquí durante tanto tiempo, quiero agradecer a "Ana la Rana" el dejarme demostrar al mundo entero el otro lado de una enfermedad, adjuntaría una fotografía al blog para que se viera lo jóvenes que éramos y que aún somos, cuando ocurrió esta historia teníamos 18 años los dos, actualmente continuamos.
Desgraciadamente, no puedo dar más datos, ni ciudad, ni fechas exactas porque se nos puede relacionar con el tema y la gente no comprende esta situación. Es una enfermedad que se relaciona con casos de promiscuidad o drogas, ni mucho menos. Escuché a un sacerdote decir "el cáncer no es un castigo de Dios, el nos da caminos para elegir, en cambio el SIDA si" Suerte a tenido que quiera mantener el anonimato, si no desvelaría cual es su nombre y la parroquia, que no he vuelto a pisar tras ese comentario que me llenó de ira.
A todos los que piensa que no les pasará quiero decirles, yo pensaba igual. También deseo dejar una pregunta en el aire ¿Que hubieras hecho tu? ¿Salir huyendo o enfrentarte? Pido por favor que al artículo sea distribuido al máximo número de personas, ya que no puedo hacerlo directamente.
Muchas gracias